TU HIJO HA MUERTO Y NO HAY NADA QUE HACER: LA ODISEA DE UNA MADRE EN BUSCA DE JUSTICIA

TU HIJO HA MUERTO Y NO HAY NADA QUE HACER: LA ODISEA DE UNA MADRE EN BUSCA DE JUSTICIA

El Tribunal Superior de Madrid condena a la sanidad madrileña por el parto fallido de una mujer de 48 años fecundada in vitro y abandonada tres horas sin asistencia en La Paz

Lucía J. B.
tomó una decisión nada más cumplir los 48: ser madre. Al no tener pareja, optó por trasladarse a una clínica especializada y someterse a una fecundación in vitro. Me quedé embarazada a la primera, recuerda con un tono aún ilusionante. La gestación la supervisaron inicialmente en el
Clínico de Madrid, donde detectaron una pequeña obstrucción intestinal al pequeño.

La atresia duodenal a veces la tienen los niños con síndrome de Down, pero no era el caso y tan solo implicaba que después del parto los pediatras tuvieran que someter al bebé a
una pequeña intervención muy rutinaria, explica la propia Lucía, que se fue sometiendo a todos los controles ginecológicos en el mismo Clínico hasta que le recomendaron que el mejor sitio para dar a luz en sus circunstancias era el hospital de
La Paz. Estuve con varios pediatras y todo iba bien hasta que el viernes 10 de febrero de 2017 rompí aguas, rememora.

Ingresó entonces en la planta donde tenía que parir. Me pusieron medicación para quitarme las contracciones y que el niño engordara un poco más, relata. El miércoles 15 me hicieron una ecografía, añade Lucía, que asegura que en ese momento su hijo pesaba 2,5 kilos. Pero la placenta estaba mal. Tenían que haberme metido en quirófano inmediatamente, pero no lo hicieron; ni siquiera me monitorizaron, se queja la paciente cuatro años después. En ese momento fue tranquilizada por el personal sanitario. Me dijeron que el parto sería el lunes y que ahí estarían los pediatras y todo, cuenta.

El sábado 18 de febrero, sin embargo, todo el plan se truncó. A las 10.30 horas mi hijo tenía latido, sostiene la mujer, que se quedó en la cama tumbada hasta las 14 horas, cuando decidió ir al baño. En ese momento, vi que la sábana estaba llena de sangre, recuerda. Entonces llegó la matrona, me palpó, dijo que el útero estaba muy duro y se fue, recapitula con la tensión propia de quien vuelve a revivir la misma escena, como si estuviera pasando en este momento. Durante las tres horas siguientes
no vino la matrona

ni una sola vez a pesar de que yo no paraba de llamarla, protesta enérgica Lucía, que a las 17 horas decidió tomar cartas en el asunto. Ya no aguanto más, se dijo a sí misma antes de salir con decisión al pasillo.

Entonces llegó la matrona, que examinó a la paciente y concluyó con rotundidad. Tu hijo ha muerto y no hay nada que hacer, repite dos veces Lucía para insistir en la frase pronunciada por la especialista, que se le quedó clavada para siempre. Pedí que me sedaran, añade aún incrédula de haber vivido en primera persona aquella pesadilla Lucía, que incluso tras aquella mala noticia tuvo que esperar hasta las 21 horas para que la pasaran a quirófano. Llegó por fin el médico de urgencias y me dijo que
me iba a provocar el parto, rememora. Pero hasta las nueve de la mañana del día siguiente no di a luz, agrega la mujer, que recuerda que pidió un sacerdote para que bautizara a su hijo y le sostuvo durante media hora en sus brazos.

Lucía todavía se queja de cómo la echaron de La Paz al día siguiente. Me sentaron en una silla de ruedas, me pusieron un montón de lexatines en la mano y me dijeron que tenía que dejar la habitación libre, asegura la paciente, que se fue a su casa a descansar unos días antes de coger fuerzas para acudir a los juzgados de plaza de Castilla a interponer una denuncia por la vía penal contra el personal que la atendió. La demanda no llegó a buen puerto. Su abogado,
Manuel Castellanos, de MCP Gabinete Jurídico, recuerda hoy que el perito que elaboró el informe que abocó el caso al archivo admitió en sede judicial que conocía personalmente a los responsables de la unidad de
ginecología de La Paz.
A pesar de esta relación, no se abstuvo, se queja el letrado, quien incluso con la mochila de esta contradicción decidió acudir a la vía contencioso administrativa.

Leer más en el sigueinte enlace:

https://www.elconfidencial.com/espana/2021-04-24/justicia-condena-odisea-madre-embarazo_3046700/



Llámanos en horario de oficina

 

O

Realiza tu consulta online a cualquier hora

×